El Radicalismo, entre la unidad y los “tira bombas”

Durante la primera cita anual en el Comité Departamental de la UCR, su presidenta Cielo Espejo les pidió a los referentes del partido “que haya unión en Concordia, sin peleas, internas ni nombres. Espero que así sea. Si no logramos consensuar los nombres de los candidatos será más de lo mismo. Y este grupo nuevo, que es interesante porque pone el hombro en el partido, no está dispuesto a perder tiempo ni someternos a lo que se le ocurra a algunos tira bombas que hay dentro del partido. Vamos a tratar de lograr que ésos tira bombas se adapten a nuestra manera de trabajar”.

DSCF7316
Si bien Cielo Espejo asumió la presidencia del Comité hace apenas algunos meses, asegura que se encuentra en marcha “una renovación generacional con las mismas ideas pero un poquito más actualizadas”. Y negó exclusiones. “Queremos que estén todos y todos nos necesitamos. Estamos para hacer una buena campaña si estamos juntos”.

Horacio Giorgio, ex candidato a Intendente y referente del Yrigoyenismo -una de las dos corrientes internas de la UCR-, cuestionó las decisiones inconsultas que adoptó el partido en su primer encuentro. Sobre este punto, sin dar nombres, Espejo se mostró categórica. “Se los invitó a todos por teléfono, cuando a vos te interesa preguntás. Si no les interesa no vamos a ir a buscarlos, a servirles la invitación en bandeja. Saben que todos los lunes el Comité Departamental se reúne”.

En esa línea, Espejo pretende una dirigencia activa, inquieta, con mayor participación. “Tengo esa mirada del partido”, sostuvo.

Después del congreso provincial del 28 de marzo, el radicalismo local definirá los postulantes a disputar la intendencia. Por ahora hay dos nombres en danza, aunque se mantienen bajo reserva. “Necesitamos alguien que tenga una posición firme y que salga a trabajar por el radicalismo. La intendencia de Concordia no es fácil. Tenemos que tener un candidato que saque la mayor cantidad de votos. No es imposible ganar la intendencia”, manifestó.

Señaló, asimismo, que la UCR local debe dejar atrás los aspirantes testimoniales, aquél “candidato para completar la boleta. Quiero que la gente se entusiasme, que trabajemos para tener cuatro concejales para que haya posibilidades de pelear por algo”, expresó.

Sin embargo, afirmó entre risas: “Creo que es más difícil armar en Concordia con nuestros correligionarios que preparar una Convención”.