En 2021 se alcanzó un récord de casi 60 millones de desplazados internos en el mundo

El Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) revelaron en un informe que publican anualmente que los conflictos y los desastres naturales, muchos de ellos causados por el cambio climático, provocaron que 2021 terminara con 59,1 millones de desplazados internos en sus países de origen, una cifra récord.

«Los desplazamientos están aumentando en escala, complejidad, gravedad y duración», analizó en rueda de prensa, al presentar las cifras, la directora de IDMC, Alexandra Bilak.
En tanto su homólogo en NRC, Jan Egeland, aseguró que «ningún año de los que tenemos estadísticas había sido tan malo como el pasado».
Los datos muestran una profundización de la problemática. Según ese mismo estudio, los desplazados internos actuales son casi el doble que los registrados hace 10 años.
De los más de 59 millones de desplazados en 2021, 53,2 millones se vieron obligados a dejar su hogar por conflictos y violencia, lo que supuso un aumento del 10 por ciento frente a finales de 2020, mientras que 5,9 millones lo hicieron a causa de desastres naturales, un descenso del 15 por ciento.
De todos modos, ese número podría ser superado sin mayores problemas este año, debido a las consecuencias de la invasión rusa a Ucrania, que de momento provocó unos 8 millones de desplazados internos.
De todas maneras, según England, no será el único rincón del mundo que traerá noticias desalentadoras. «Las cosas están empeorando no sólo en Ucrania, también en otras partes del mundo donde sigue habiendo ahora desplazamientos, como el Cuerno de África, la República Democrática del Congo (RDC), o Latinoamérica, donde sigue habiendo violencia en Colombia o Centroamérica», analizó.
«Además la guerra de Ucrania está dificultando la ayuda a todos los desplazados, por su efecto en la fuerte subida del precio de alimentos, combustibles y fertilizantes. 2021 fue un año desolador, pero 2022 seguramente será aún peor», pronosticó el secretario general de NRC, antiguo coordinador humanitario en la ONU.
Hasta finales del año pasado, el país con más desplazados internos por conflictos, hoy seguramente superado por Ucrania, fue Siria (6,7 millones), seguido de la RDC (5,3 millones), Colombia (5,2 millones) y Afganistán (4,4 millones).
En cuanto a los 5,9 millones de personas aún desplazadas por desastres naturales, 1,4 millones se encuentran en Afganistán (afectada por graves sequías en los últimos meses), 943.000 en China y 700.000 en Filipinas, los tres países más afectados.
En el año 2021 hubo en total 23,7 millones de desplazamientos por estos desastres (especialmente tormentas, ciclones e inundaciones), aunque en muchos casos se trató de evacuaciones preventivas en las que los afectados pudieron regresar más tarde a sus hogares, si estos no quedaron destruidos por la catástrofe natural.
Los datos muestran que África concentra el 80 por ciento de los desplazados internos por conflictos y violencia, mientras que más de la mitad de los causados por desastres naturales (57 %) se dieron en la región Asia-Pacífico.
Éste subraya que en algunos casos conflictos y desastres se solapan, como ocurre en muchos colectivos que se ven obligados a dejar su hogar por ambos factores a la vez en países como Somalia, Sudán del Sur, Mozambique o Birmania (Myanmar).