En medio de un mar de dudas, Rusia anunció el retiro de sus tropas de Crimea

Mientras se esperaba el inicio de la invasión para el día de hoy, el Ministerio de Defensa ruso anunció el cese de las maniobras militares en la península ucraniana de Crimea, donde desde hacía semanas se estaban concentrando sus tropas. En occidente predomina la desconfianza aunque hay alivio por la señal.

Rusia anunció el cese de los ejercicios en la península de Crimea y disminuye la tensión en la frontera con Ucrania

«Las unidades de la circunscripción militar Sur que concluyeron su participación en los ejercicios tácticos en los polígonos de la península de Crimea se dirigen en ferrocarril hacia sus lugares de emplazamiento permanente», informó mediante un comunicado.

La televisión rusa mostró imágenes nocturnas de un interminable tren blindado que atravesaba el puente sobre el estrecho de Kertsch, construido por Rusia para conectar Crimea a su territorio.

En paralelo, el portavoz del Ministerio de Defensa, Ígor Konashénkov, recalcó que las Fuerzas Armadas de Rusia «continúan actividades de envergadura para la preparación de las tropas, en las que participan prácticamente todas las circunscripciones militares, las flotas y las tropas aerotransportadas».

Asimismo, recordó que efectivos de la circunscripción militar Este y fuerzas aéreas participan en los ejercicios «Determinación aliada-2022», que tienen lugar en Bielorrusia y cuya finalización está prevista para el próximo 20 de febrero.

El anuncio del comienzo del retorno de las tropas rusas a sus cuarteles ha sido interpretado en Occidente como una buena señal para la desescalada de las tensiones en torno a la situación en Ucrania, en cuyas fronteras Rusia ha concentrado a más de 100.000 militares.

Sin embargo, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, desconfió de las verdaderas intenciones detrás de la retirada: «Hay diferentes declaraciones desde la Federación Rusa todo el tiempo. Tenemos una regla: no nos lo creemos cuando lo oímos, sino cuando lo vemos».

Occidente se mantiene escéptico y teme por una invasión Rusa

A pesar de que Rusia anunció la retirada de sus tropas en Crimea, Estados Unidos y sus aliados se mostraron escépticos y aseguraron que necesitan evidencia de los movimientos militares, al tiempo que señalaron que la amenaza de una invasión rusa sigue en pie.

Por su parte, el presidente Vladimir Putin sostuvo este martes que su país no quiere una guerra y que confiará en las negociaciones para eliminar cualquier posibilidad de que Ucrania pueda entrar a la OTAN algún día, su principal demanda en la crisis. Sin embargo, no se comprometió a una retirada total de sus tropas, apuntando que los próximos movimientos de Rusia en esta crisis dependerán de cómo evolucione la situación.

Moscú ofreció pocos detalles sobre el repliegue, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que los funcionarios no habían verificado la afirmación rusa. El mandatario prometió que Washington dará «todas las oportunidades» a la diplomacia, aunque expresó su desconfianza ante las intenciones de Rusia.

«Hay dos vías que siguen abiertas», indicó Biden en declaraciones en la Casa Blanca. «Pero que no quede duda: si Rusia comete esta violación e invade a Ucrania, las naciones responsables de todo el mundo no dudarán en responder. Si no defendemos la libertad donde hoy día está en riesgo, sin lugar a dudas pagaremos un precio más alto mañana».

«El anuncio de Rusia sobre el repliegue de sus soldados sería bueno, pero todavía no lo hemos verificado. De hecho, nuestros analistas indican que siguen en una posición muy amenazante», apuntó.

Facebook
Twitter
WhatsApp