Redes de Noticias

Entre Rios impulsa acciones para controlar la obesidad infantil

infantilLa obesidad infantil es uno de los flagelos de salud pública más graves del Siglo XXI, y está afectando de forma negativa a los países de bajo y mediano ingreso, sobre todo en el medio urbano. Actualmente, los chicos de esta sociedad, están sometidos a una ingesta alimentaria inapropiada, así como a la profundización del sedentarismo, producto de que pasan cada vez más horas frente a una pantalla, y sujetos a la influencia de publicidades televisivas que promueven la comida chatarra. 

En consecuencia, la alimentación saludable y la realización de actividad física, así como el sostenimiento de la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida, son claves para disminuir las probabilidades de padecer obesidad. En este marco, las estrategias sanitarias a nivel provincial, priorizan, diseñan, monitorean y evalúan intervenciones para la prevención y control de esta enfermedad.

Los niños o adolescentes que son obesos tienen más probabilidades de padecer enfermedades crónicas como diabetes, asma y problemas cardiovasculares, entre otras. Según un relevamiento del área de Alimentación Saludable, dependiente de la coordinación de Enfermedades Crónicas No Transmisibles del Ministerio de Salud, en la provincia la población más afectada por esta problemática es el grupo de niños de seis a ocho años.

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

En este sentido, la integrante del equipo del área, Evelyn Baraballe, aseguró: “La prevalencia es de un 35 por ciento, por lo que tres de cada diez chicos tienen exceso de peso. Además, hay que decir que según un estudio a nivel nacional, nuestro país encabeza la tasa de obesidad infantil de América Latina”.

En tanto, los datos del Programa Provincial de Sanidad Escolar (Prosane) muestran una tendencia creciente de sobrepeso en niños de primer y sexto grado de la primaria en un transcurso de cuatro años. En el 2011, 35,9 por ciento de un total de 26.614 chicos de la provincia, presentaron exceso de peso. En tanto, en 2014, el porcentaje fue mayor, del 38,4 por ciento.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp