Ercolini dictó prisión preventiva a presunto testaferro del secretario de los Kirchner

La investigación sobre las causas de corrupción que se generaron a partir de las subida al poder del kirchnerismo continúan llevándose adelante y hoy se llevan al banquillo a personajes que son ramificaciones de una matriz de corrupción de cuya existencia ya nadie duda. Isaac Eugenio Esparza Hidalgo fue titular de sociedades con las que los parientes de Daniel Muñoz compraron 40 hectáreas junto al mar en Turcos & Caicos, por US$ 30 millones

La investigación de los entramados de la red de corrupción sigue adelante.
La investigación de los entramados de la red de corrupción sigue adelante.

El juez federal Julián Ercolini le dictó prisión preventiva por lavado de dinero al abogado mexicano Isaac Esparza Hidalgo, recien extraditado desde México, como testaferro del exsecretario de Néstor y Cristina Kirchner, el fallecido Daniel Muñoz, ya que fue puesto como titular de sociedades que se utilizaron para adquirir por 30 millones de dólares unas 40 hectáreas junto al mar en las paradisíacas islas caribeñas de Turcos & Caicos, donde pensaban hacer un complejo hotelero de lujo.

Esparza Hidalgo quedó preso por no poder pagar su fianza por el delito de lavado de dinero, según la decisión judicial que difundió el diario La Nación. Ercolini explicó abundantemente como la fortuna de Daniel Muñoz fue utilizada para realizar inversiones en la Argentina por centenares de millones de pesos y en el exterior por más de 70 millones de dólares.

La causa se desprende del caso de los “cuadernos de las coimas”, en la que el juez menciona que “se logró acreditar la existencia de una organización criminal que desde las máximas autoridades del Poder Ejecutivo de la Nación y del exministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, en el período que va del 25 de mayo de 2003 al 9 de diciembre de 2015, diseñaron un mecanismo para recaudar dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilícitamente y además destinarlo a la comisión de otros delitos”.

La aparición de ramificaciones de causas por corrupción directamente vinculadas a los Gobiernos Kirchneristas, son un proceso que viene verificándose y que da señal clara de una justicia que, a pesar de sus contradicciones y falta de herramientas, especialmente en el caso de las fiscalías que han sido históricamente desprotegidos, continúa avanzando en el turbio entramado de una estructura de corrupción organizada de cuya existencia ya nadie duda.

Deja una respuesta