Exportadores de citrus se reunieron con Bordet buscando “garantizar la campaña citricola 2015”

 

Mandatario y productores se reunieron para analizar alternativas de cara al comienzo de la próxima cosecha y evaluando el contexto de la caída de los mercados externos, particularmente desde la implementación del “veto ruso”. Bordet se comprometió a trasladar personalmente las alternativas debatidas al gobernador Urribarri.

El intendente de Concordia, Gustavo Bordet, se reunió con las autoridades de la Cámara de Exportadores de Citrus del Noreste Argentino (CECNEA), con el objetivo de analizar temas relacionados a las dificultades que el sector está atravesando debido a problemas del mercado externo, particularmente la caída del mercado ruso, y las consecuencias que eso genera en el mercado interno, sobresaturándolo y provocando la caída de precios a nivel local.

En ese contexto, Bordet propuso a los productores debatir alternativas para descomprimir la situación y garantizar la campaña citrícola 2015 en la región, “avanzando juntos, Estado y productores”, dijo.

El intendente estuvo acompañado del secretario de Producción y Trabajo de la Municipalidad, Néstor Loggio, quién resaltó también “la intensiva mano de obra que emplea este sector en toda la región”.

Tras debatir propuestas presentadas por los productores y evaluar alternativas, el intendente se comprometió a “elevar personalmente las conclusiones y propuestas surgidas de este encuentro al gobernador Sergio Urribarri, quien sigue atentamente esta problemática”, aseguró.

Fuentes del sector citrícola advirtieron días atrás que solo el 10% de los obreros de la fruta está trabajando actualmente. De acuerdo a estimaciones gremiales, son alrededor de 40.000 los empleados que dependen la actividad zafrera en Concordia en las distintas etapas, pero la escasa rentabilidad de las exportaciones y la caída de mercados tradicionales desalentó la actividad en los empaques dedicados a la exportación.

La Federación del Citrus de Entre Ríos había adelantado en el mes de abril, en las semanas previas al comienzo de la cosecha, que era posible que en algunas quintas no se recolecte la fruta porque era negativa la ecuación de costos.