Inflación: se vienen aumentos para la telefonía, internet y televisión

A medida que pasan los meses la “guerra contra la inflación” anunciada por Alberto Fernández ha quedado en el olvido y la presión de las tarifas atrasadas por intervención del Estado comienza a hacer su juego; Massa evita el tema; el ENACOM estableció una suba de 19,8% y otra de 9,8% a aplicarse a partir del 1° de octubre y del 1° de diciembre, respectivamente

Sergio Massa evita hablar de inflación
Sergio Massa evita hablar de inflación

Con la Resolución 1754/2022, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) estableció dos aumentos: la primera de ellas que empezará a regir a partir del 1° de octubre será de 19,8% y la segunda a partir del 1° de diciembre que será de hasta 9,8%.

En el caso de la telefonía móvil, los aumentos el valor de los precios minoristas fue autorizado para cualquiera de sus planes en la modalidad pospaga y/o mixta, tomando como referencia los precios vigentes autorizados.

También se fijaron valores máximos para los precios en la modalidad prepaga pura la recarga de datos móviles que serán aplicables desde el mes próximo y que volverán a aumentar en diciembre.

La resolución

En los considerando de la resolución publicada esta madrugada, el Gobierno manifestó que tras los aumentos de mayo y julio de este año, “corresponde autorizar nuevos incrementos con aplicación a partir de octubre y diciembre de 2022, evaluados en el contexto económico y dificultades que se atraviesan para todos los actores involucrados, prestadoras y público usuario”.

“Los requerimientos de nuevos aumentos se fundamentan a partir de los mayores costos y el impacto de las oscilaciones de las principales variables económicas en la operatoria de las Licenciatarias durante los meses transcurridos desde el inicio de la reglamentación de precios minoristas”, explicó el ente que no obstante aclaró que “admitir un precio irrazonable implicaría la afectación de una gran parte de la sociedad”.

El final del relato

El atraso de las tarifas reguladas por el Gobierno empieza a ser insostenible, por lo que los aumentos empezarán a jugar fuerte contra del bolsillo de la gente. Esto no solo se verifica en la telefonía móvil e internet, sino en todos los campos en los que se han regulado precios, como electricidad, gas y combustibles, entre otros.

La secta de los «Controladores de precios» se ha desvanecido y el tema inflación ocupa un lugar menos importante en el espacio de la información. Se habla muchísimo más del dólar soja, del juicio a Cristina, de la reforma de la corte, de los mensajes de odio, de las PASO 2023, que de la inflación. El tema se toca brevemente a mediados de mes, cuando el INDEC publica el IPC del mes. Lo hemos naturalizado.

El país ha entrado en una etapa en la que la espalda se ha achicado tanto, que a todo cambio significativo de variables (la inflación corre continuamente el marco de referencia), le corresponde una consecuencia material inmediata, que paga puntualmente el más débil de la cadena. Mientras tanto, el gobierno sigue financiando sus déficits e ineficiencias groseras con su mejor aliada, la inflación.

Deja una respuesta