Iosper desmintio la deuda con el Sanatorio Garat


sanatorio-garatEl Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) desmintió “categóricamente tener una abultada deuda pendiente” con el sanatorio Garat, de Concordia, que el viernes había dado a conocer la decisión de cortar las prestaciones a la obra social en la jornada de hoy sino se efectiviza el pago.
 

El presidente del Directorio Obrero de Iosper, Fernando Cañete, aseguró que el 5 de julio se pagaron 20.000.000 de pesos a la Asociación de Clínicas (Acler), lo que representa el 50 por ciento de la facturación del mes de mayo, «que es lo que presentaron», y señaló que lo que queda, «debe ser auditado, un procedimiento que se hace todos los días, todos los meses».

El funcionario remarcó que «Iosper no tiene deuda con el Garat» y explicó que lo único que todavía no se abonó «son internaciones que tienen que pasar por auditoria posterior, un procedimiento en el que intervienen la Acler y el Iosper; sólo después de este trámite, se paga. Es un procedimiento que se hace todos los meses, y en el Sanatorio Garat lo saben muy bien”.

El funcionario detalló que «todas las internaciones que hay en la obra social, se encuentran para resolver en auditoria compartida, pero la verdad es que los sanatorios de Concordia decidieron venir a tratarlas recién el lunes 16 de julio. No es una cuestión de demora de nuestro organismo, sino de ellos».

Expresó que «lo que ocurre es que el Sanatorio Garat pretende que se le pague por un método que no corresponde, y eso, de ninguna manera lo vamos a hacer».

Cañete dijo que el sanatorio de Concordia «siempre busca conseguir cosas a través de aprietes. Ya lo hizo en 2015, cuando amenazó cortar los servicios a Iosper si no les otorgábamos un 30 por ciento de aumento. En esa instancia, la justicia hizo lugar a la cautelar que presentó nuestra obra social y ordenó al Garat que atiendan a nuestros afiliados. Los aprietes son la metodología de esta empresa médica, pero con Iosper, no van», finalizó.