La Corte podría devolverle a la Ciudad los fondos de coparticipación

Corre con insistencia la versión de un inminente fallo en favor de la Ciudad en la discusión por la coparticipación con el Gobierno Nacional; en plena pandemia y en medio de discursos que hablaban de colaboración para salir de la crisis que ésta generaba, una mañana la Ciudad se despertó con una quita de fondos que la gestión de Larreta cuestionó inmediatamente ante la justicia; La Corte Suprema presidida por Horacio Rosatti fallaría en los próximos días

En pandemia, en medio de los discursos de unidad, Alberto Fernández asestó un golpe artero al presupuesto porteño que hoy podría revertirse con un fallo de la Corte Suprema
En pandemia, en medio de los discursos de unidad, Alberto Fernández asestó un golpe artero al presupuesto porteño que hoy podría revertirse con un fallo de la Corte Suprema

En el Gobierno y la oposición están convencidos de que la Corte Suprema de Justicia fallará de manera inminente en el conflicto por los fondos de la coparticipación federal que le recortó la Nación a la Ciudad en 2020. En la Corte hay hermetismo, señalan que el fallo no está en agenda esta semana, pero si las siguientes, y que se conocería antes de que finalice el Mundial.

La ciudad espera lo que considera una victoria en el frente político de la gestión de Horacio Rodriguez Larreta. Al Jefe de Gobierno porteño no le tembló el pulso allá por 2020, cuando a la mañana siguiente de una reunión con Fernández y Kicillof por la pandemia, se despertó con unos cuantos miles de millones de pesos menos en el presupuesto de la Ciudad, fruto de una quita inconsulta por parte del Gobierno Nacional.

Inmediatamente y tras analizar las circunstancias, se fue a la justicia para buscar revertir la arbitraria medida de Alberto Fernández.

Promesa

Horacio Rodríguez Larreta viene prometiendo desde mayo pasado: “Si la Corte nos devuelve la plata de la coparticipación, yo automáticamente bajo los impuestos”, viene anticipando hace rato el Jefe de Gobierno de la Ciudad. La verdad es que en perspectiva electoral, este podría ser el enésimo golpe de retorno que recibe la gestión del Frente de Todos por arbitrariedades cometidas.

Tensión en la Rosada

En la Casa de Gobierno ya hay tensión al respecto. El Ministro del Interior Eduardo de Pedro, dándole resonancia a los rumores, ya se manifestó en Twitter diciendo: “Trascendidos periodísticos anticipan un supuesto fallo de la Corte Suprema a favor de la transferencia discrecional e ilegal de fondos que Mauricio Macri le dio por decreto a Rodríguez Larreta en desmedro del desarrollo de las provincias y sus habitantes. ¿Fondos en año electoral?”.

Los mas optimistas en la Ciudad creen que la Corte Suprema finalmente va a admitir la cautelar que presentó el gobierno porteño y que algo van a recibir. Hay muchísimas versiones, pero se apoyan en los votos sobre todo de los jueces Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, federalistas del interior, que han escrito sobre la coparticipación. Ricardo Lorezentti también trabajó estas sentencias.

La coparticipación no era un tema de los tribunales, sino de la política, hasta que fracasó el diálogo y fue la Corte Suprema la que los resolvió en los juicios de Santa Fe, Córdoba y San Luis. El problema es el porcentaje del dinero que reclama la Ciudad, donde los jueces tienen miradas divergentes, señalan en el mundo político. Allí creen que le darán la razón a Rodríguez Larreta, aunque no toda la razón.

La Ciudad calcula que ha perdido por la quita, unos 122.000 millones de pesos, equivalentes al 11% de su presupuesto.

Se trata de un monto de 15.000 millones resignados en 2020, unos 85.000 millones a lo largo de todo 2021 y finalmente se proyectan para 2022 unos 122.000 millones.

En septiembre de 2020, cuando se dispuso la reducción de fondos, la Ciudad dejó de recibir 15.000 millones de pesos. A lo largo de todo 2021 no recibió 85.000 millones de pesos. La proyección completa para 2022 es de 122.000 millones.

“Yo no me quiero hacer los rulos, pero si admiten la cautelar de la Ciudad ya es una victoria. Después vemos si la cautelar es extraordinaria, es buena, es regular o es mala, según el porcentaje de fondos, pero para nosotros ya es un éxito”, resumió un funcionario porteño.