La falta de cambio se volvio una complicacion para comerciantes y bancos

La falta de cambio se convirtió en un problema para los comerciantes locales. El Centro de Comercio e Industria de Concordia trasladó la inquietud a los bancos. “Siempre hemos tenido faltante de cambio para poder trabajar en el comercio, fundamentalmente en billetes de baja denominación y monedas, pero en los últimos meses se ha acentuado muchísimo”, señaló Walter Kleiman, Presidente del CCIS.

plata

“Hemos solicitado al Banco Nación y a otros bancos de la ciudad que traten de ver cómo se puede mitigar el problema que tenemos los comerciantes en general y la gente en particular”, explicó Walter Kleiman.

La explicación parece ser económica. “Creemos que el motivo es que cuesta mucho transportar billetes de baja denominación y monedas; quizá estén guardados y no circulan”.

Su suposición parte de constatar un indicador. “Fundamentalmente se nota en el interior del país. En Capital Federal se ve que circula un poco más, pero en este momento ciudades chicas como Concordia están con un problema muy complicado con respecto al cambio”.  Añade que el efecto directo de la escasez de billetes dificulta las transacciones con la formación de largas colas en lugares de cobros.

El Centro de Comercio formuló la solicitud al gerente del Banco Nación aunque el reclamo es extensivo a todas las entidades bancarias de la ciudad. “Se han comprometido a tratar de buscar una solución; nosotros de todas maneras seguiremos gestionando para poder lograr trabajar con tranquilidad y darle como corresponde el vuelto a la gente”.

El inconveniente modificó incluso la tradicional práctica de pequeños comerciantes de concurrir a los bancos a pedir cambio. “Ahora es al revés”, dijo con una risa contenida. “Hasta el propio cajero del banco le pide cambio al cliente. Es insólito que tengamos esta problemática cuando en realidad debería haber circulante suficiente para poder trabajar”. La anécdota del propio cajero pidiendo cambio “es realmente increíble”.

Descarta Kleiman que la menor emisión de billetes sea la causa. “Suponemos que están en las arcas de Capital Federal y no se transporta por los costos. Transportar la cantidad suficiente de monedas y de dinero en billetes es muy costoso”.

Por lo pronto, las entidades comunicarán la inquietud planteada por el centro de Comercio a sus casas matrices. Las sucursales locales “con el poco cambio que tienen tratan de atender las necesidades de sus clientes, pero realmente no alcanza”.

Por eso, reiteró, “hicimos las primeras tramitaciones en la entidad bancaria y esperemos que transmitan a sus sedes centrales para que pueda hacer efectivo la circulación de moneda. Ojalá que llegue pronto, no por el bien de los comerciantes sino por el bien de toda la comunidad. Realmente hay que agilizar” las operaciones.

La pérdida del poder de compra de los billetes de $100 instaló la discusión sobre la necesidad de imprimir billetes de mayor denominación. Al respecto el titular del Centro de Comercio observa que “ahora en muchos lugares se ven maquinitas de contar dinero. También es complicado trasladar y manipular una suma importante de dinero”. A ello se agregan cuestiones de seguridad. En ese sentido, “sería más cómodo trabajar con billetes de mayor denominación”.