Murio una docente de La Criolla en accidente sobre la ruta 14

El accidente fue en la provincia de Corrientes, cuando el auto fue impactado de frente por un camión brasileño. La docente de educación física, que trabajó muchos años en el colegio secundario de La Criolla, era hermana del Padre Hugo Rougier, de la Parroquia Sagrado Corazón, y vivía junto a su familia en Yapeyú.

La tra­ge­dia se pro­du­jo al­re­de­dor de las 6:30 a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 534, a po­cos me­tros del ac­ce­so a la lo­ca­li­dad de Ta­pe­bi­cuá, a unos 370 ki­ló­me­tros de la ca­pi­tal pro­vin­cial.

Des­de la Po­li­cía in­for­ma­ron a ¨dia­rio Epo­ca¨ que el choque fue en­tre un au­to Fiat Uno ro­jo con­du­ci­do por Ma­ría Ele­na Rou­gier, de 51 años, y un ca­mión Ford Car­go con cha­pa pa­ten­te de la Re­pú­bli­ca de Bra­sil, ma­ne­ja­do por un hom­bre de 31 años, iden­ti­fi­ca­do co­mo Marco Ro­sins­ki, oriun­do de aquel pa­ís.

Co­mo con­se­cuen­cia del im­pac­to la mu­jer per­dió la vi­da de ma­ne­ra ins­tan­tá­ne­a, mien­tras que un jo­ven­ci­to de 14 años y una chi­ca de 17, sus dos hijos, su­frie­ron le­sio­nes. To­dos es­ta­ban do­mi­ci­lia­dos en la lo­ca­li­dad de Ya­pe­yú, aun­que eran oriun­dos de Co­lón, En­tre Rí­os. El mu­cha­cho lla­ma­do Jo­a­quín de­bió ser de­ri­va­do de ur­gen­cia al Hos­pi­tal Pe­diá­tri­co Juan Pa­blo II de la ciu­dad de Co­rrien­tes. En tan­to, su her­ma­na iden­ti­fi­ca­da co­mo Ti­zia­na in­gre­só al hos­pi­tal San Jo­sé de Pa­so de los Li­bres don­de per­ma­ne­cía in­ter­na­da con un cua­dro un tan­to me­nos de­li­ca­do. Por su par­te, el ca­mio­ne­ro sa­lió con le­sio­nes le­ves. Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios de Ya­pe­yú co­mo de Pa­so de los Li­bres tra­ba­ja­ron en con­jun­to en el so­co­rro, asis­ten­cia de los so­bre­vi­vien­tes y re­ti­ro de los ve­hí­cu­los. Ade­más acu­die­ron efec­ti­vos po­li­cia­les, de Gen­dar­me­ría Na­cio­nal Ar­gen­ti­na y per­so­nal sa­ni­ta­rio. El au­to­mó­vil que­dó des­tro­za­do par­ti­cu­lar­men­te en el sec­tor fron­tal iz­quier­do. Y el ca­mión, tras arras­trar al ve­hí­cu­lo más pe­que­ño, vol­có a un la­do de la ban­qui­na. De en­tre me­ta­les re­tor­ci­dos los bom­be­ros, con el uso de he­rra­mien­tas de cor­te, ex­tra­je­ron el cuer­po de Rou­gier. An­tes ha­bí­an sa­ca­do a los me­nores.

Las pri­me­ras ta­re­as de pe­ri­cias en el es­ce­na­rio del cho­que lle­va­rí­an a es­ta­ble­cer que uno de los ve­hí­cu­los (se­ría el ca­mión) cru­zó al ca­rril con­tra­rio. Una ver­sión se­ña­la que tal ma­nio­bra ha­bría ocu­rri­do al pre­ten­der ade­lan­tar­se a otro ve­hí­cu­lo que cir­cu­la­ba en igual sen­ti­do en un tra­mo de ru­ta de do­ble lí­nea ama­ri­lla. La mu­jer fa­lle­ci­da era pro­fe­so­ra de edu­ca­ción fí­si­ca y de­bi­do a una cues­tión la­bo­ral, jun­to a sus hi­jos y su es­po­so mé­di­co, de­ci­die­ron ra­di­car­se en Ya­pe­yú. María Elena Rougier, era profesora de educación física, y trabajó durante muchos años en el Colegio Secundaria Salto Grande de La criolla y estaba casada con un médico de Yapeyú y Guaviraví, de apellido Moggio.