Persecucion y tiroteo desde el San Agustin hasta el centro

Dos delincuentes fueron detenidos luego de una persecución por varias calles de Concordia, desde el barrio San Agustín hasta el centro, durante la cual repelieron a la Policía a balazos. Uno de ellos recibió un balazo en la zona baja del vientre, pero se encuentra fuera de peligro.

 20150518_164507-001

Los maleantes se conducían a bordo de un Fiat Regatta (color gris) y quisieron proteger su fuga a los tiros, con una pistola de 9 milímetros. Varios proyectiles impactaron contra móviles policiales.

El automóvil detuvo su marcha, en la esquina de 1º de Mayo y San Juan, contra una camioneta Ford F 100 roja estacionada en el lugar. Uno de los delincuentes intentó continuar su huida a pie y fue detenido dos cuadras al este, en 1º de Mayo y Damián P. Garat.

El Comando Radioeléctrico recibió alrededor de las 15 denuncias de que en calle Rocamora al 750, del barrio San Agustín, se escuchaban varias detonaciones de armas de fuego.

Cuando un móvil policial de la Comisaría Tercera se hizo presente en el lugar, los disparos cesaron. Pero cuando los uniformados se habían alejado a unas pocas cuadras, los vecinos del lugar volvieron a comunicarse con la policía para advertir que seguía la balacera.

Ante esa situación, los dos suboficiales volvieron a los alrededores de la dirección señalada, se subieron a los techos vecinos y verificaron que sobre el techo de una casa del lugar había una pistola 9 mm.

El comisario Gustavo Schierloh, titular de la Jefatura Departamental Concordia, contó que un joven de esa vivienda tomó el arma, la cargó y apuntó al personal policial intimándolos a que se retiraran, por lo que los policías pidieron apoyo a la Comisaría Tercera.

“Bajate o yo a vos te quemo”, repetía el delincuente en evidente estado de excitación producto del consumo de alguna sustancia, se especulaba en el lugar de la investigación, de acuerdo al relato de un testigo al fiscal Fabio Zabaleta. No obstante, en el Fiat Regatta no se habían hallado en principio estupefacientes.

Mientras esperaban la llegada de apoyo, los dos delincuentes se subieron “a un vehículo Fiat Regatta, de color gris y comenzaron a cubrir su retirada con disparos de arma de fuego”, algunas de las cuales impactaron contra el patrullero.

La persecución recorrió calle Belgrano, luego Chabrillón, Maipú, Espejo, Lucas González y volvieron a retomar Chabrillón para luego seguir por avenida Gerardo Yoya, calle San Juan para terminar en San Juan y 1º de Mayo, con el frente destrozado contra el paragolpes de una camioneta Ford F 100 estacionada en el lugar.

Schierloh detalló que “a la persecución se fueron sumando móviles de otras comisarías y del Comando Radioeléctrico”, mientras que los delincuentes, lejos de detenerse y entregarse “siguieron efectuando varios disparos, poniendo en riesgo la vida de los efectivos policiales y cualquier persona que circunstancialmente pasara por esas calles”.

En la huida chocaron un Ford K en la esquina de San Juan y Asunción, “pero siguieron su trayectoria, hasta que en San Juan y 1º de Mayo vuelven a chocar, en este caso con una camioneta F 100 que se encontraba estacionada en el lugar”. Es allí donde “no pudieron seguir en el vehículo (Fiat), por lo que lo abandonan corriendo a pie y cubriendo la retirada con disparos, hasta que son detenidos en calle Damián P. Garat y 1° de Mayo”.

En el intercambio de disparos con la policía, uno de los delincuentes recibió un disparo en la zona del vientre, por lo que fue derivado al hospital Masvernat para ser atendido por la herida, que no fue de gravedad.

Los detenidos son dos mayores de edad, ambos con domicilio en Concordia, uno de apellido Rivero (de 25 años de edad) y otro de apellido Álvarez (de 21 años), que recibió el disparo en el abdomen.