Piloto resultó ileso de un aterrizaje de emergencia en una cancha de hockey

Un avión que realizaba publicidad debió hacer este viernes un aterrizaje de emergencia en el campo de deportes del Club Pucará, en el municipio de Almirante Brown, luego que se le parara el motor en el aire. El piloto salió ileso de la maniobra.

El hecho ocurrió esta tarde cuando el aeroplano (Piper PA 22) matrícula LV-FIU, de la empresa El Pájaro, debió hacer un aterrizaje de emergencia mientras volaba sobre la zona haciendo publicidad.

Según el relato del piloto, se detuvo el motor en pleno vuelo, por lo que resolvió aterrizar en el campo de deportes del Club Pucará, ubicado en las calles Falucho y España, de Burzaco, en el sur del conurbano bonaerense.

Voceros del caso precisaron a Télam que, pese a que el avión sufrió daños por la violencia de la caída, su piloto resultó ileso.

En diálogo con TN, el presidente de Pucará remarcó que el accidente ocurrió minutos antes de que comenzara un entrenamiento en la cancha, lo que evitó que hubiera heridos.

«Fue una avioneta que estaba trabajando haciendo publicidad en el aire. Por lo que me cuenta el piloto, se le para el motor, lo logra arrancar y se le vuelve a parar el motor. Ahí empieza a buscar un lugar donde aterrizar», explicó Gustavo Jorge.

Y desarrolló: «Quería llegar al Brown de Adrogué, pero vio que no llegaba y viendo que habían chicos en la cancha de rugby, que está ahí muy cerquita, fue para el lado de la cancha de hockey (donde finalmente aterrizó)».

En este sentido, remarcó que no había gente en el predio y el piloto no salió herido. Además, aseguró que tanto Defensa Civil, como los bomberos y la Policía arribaron al lugar minutos después del accidente.

«El piloto era joven y estaba muy asustado. Por lo que entiendo hizo una buena maniobra: impactó sobre una tribuna, que en media hora más había gente mirando el entrenamiento. Después golpea con un alambrado perimetral y ahí en seguida se clava», detalló sobre el suceso y añadió que cerca del predio, a 70 metros, hay varias casas.

Según lo registrado por las cámaras del club, el avión planeaba en paralelo a la cancha. Al estrellarse, los primeros que llegan son los chicos que se encontraban en la cancha de rugby. «Curiosos, fueron enseguida a ver aunque habláramos para que no vuelvan a hacerlo. Ahí se acerca un entrenador de hockey que estaba en el banco de suplentes armando el entrenamiento», dijo Jorge.

Y concluyó: «En el lugar habían otras zonas donde podría haber aterrizado en donde hay más espacio, Incluso estamos armando una nueva cancha, en la que en los alrededores no hay nada. Pero no sabemos si no lo vio o si no pudo llegar ahí», finalizó acerca de las posibilidades del piloto.

Tras el hecho, fuentes confirmaron que no hubo grandes destrozos y que no hubo ningún herido. El conductor fue asistido rápidamente y se encuentra en buen estado.