Se entrego el segundo de los hermanos “Mondongo”, autores de los balazos a Nahuel Sosa

Acompañado por su abogado defensor, ayer se presentó en Tribunales el hombre con pedido de captura acusado por el ataque a Juan Nahuel Sosa, en coma con un balazo en la cabeza. A pedido de fiscalía el juez de Garantías, Darío Perroud, ordenó su prisión preventiva en la Unidad Penal.

 

Arturo (31) y Pablo (36) Gómez están acusados de “homicidio en grado de tentativa”. Uno de los hermanos imputados, Arturo Gómez, fue detenido el lunes durante un allanamiento. Su hermano Pablo estaba prófugo y finalmente se entregó el jueves. “Sin perjuicio de que se haya presentado de forma voluntaria, quedó detenido”, señaló el fiscal Mario Guerrero.

El hecho sucedió el domingo de tarde entre calles Gualeguay y San Martín cuando el joven estaba en su casa y los dos hermanos Gómez, apodados “Mondongo” llegaron desde distintos lugares y le efectuaron disparos cruzados. “Tenemos acreditado que los dos imputados dispararon de distintos ángulos y hay suficientes elementos que acreditan tanto la materialidad como la autoría o la coautoría de estas personas”. A su vez, dijo el fiscal, “creo que en un tiempo corto la causa será remitida a juicio”.

A raíz del disparo en la cabeza, Nahuel Sosa de 20 años se encuentra en coma con la bala alojada en el cráneo. “Está en muy grave estado. Se lo operó pero no se le pudo extraer el proyectil”. Por esa razón no fue posible establecer aún la correspondencia entre el proyectil y el arma, de modo de esclarecer a quién correspondía el arma, entre varias secuestradas.

De acuerdo con trascendidos de la causa, el juzgado interviniente habría mandado efectuar un dermotest a la víctima que habría resultado positivo abonando la hipótesis inicial de que se trató de un intercambio de balazos.