Se llevaron puesta a la justicia entrerriana nomás…

Por emiliano Damonte Taborda

Ejercicio de catarsis editorial VI

El jury de enjuiciamiento y la destitución de la fiscal Goyeneche, el nombramiento de Gisela Schumacher al STJ, la reforma del Consejo de la Magistratura. Se llevaron puesta a la justicia entrerriana. Felicitaciones a la gestión de Gustavo Bordet, aunque la verdad, fue un penal sin arquero.

La gestión de Bordet se llevó puesta a la justicia
La gestión de Bordet se llevó puesta a la justicia

Una tarde hacia finales del año pasado, Guillermo Pérez me llamó por teléfono con la siguiente frase: “parece que se quieren llevar puesta a las Fiscal Anticorrupción”. Se refería a Cecilia Goyeneche, procuradora adjunta que investigó a la corrupción en Entre Ríos y llevó adelante una serie de causas que incomodaron fuertemente al poder político.

La movida parecía grotesca y todos imaginamos que de alguna manera alguien iba a intervenir para que no terminaran destituyendo a Goyeneche.  Pero a principios de mayo, el Jury que analizó su desempeño como Fiscal, votó a favor de la destitución, con Gisela Schumacher, pareja de Angel Giano (Presidente de la cámara de Diuputados) y mujer de confianza de Urribarri y hoy de Gustavo Bordet, como integrante destacada. Y se la llevaron puesta nomás a Goyeneche.

El nombramiento de la Jueza Schumacher como vocal de Supremo Tribunal entrerriano., tiene una característica que lo vuelve, a parte de bochornoso, por lo menos sorprendente. Se trata del hecho de que el pliego de la jueza Schumacher, magistrado con mil vinculaciones al Gobierno de Bordet y al ex Gobernador Urribarri, fue votado por unanimidad en el Senado provincial. Si, así como lo leen. No hubo un solo senador de Juntos por el Cambio que haya considerado poco adecuado el nombramiento de la jueza al Supremo Tribunal.

Hace poco, el flaco me llamó de nuevo, esta vez me dijo: Che…parece que se quieren llevar puesto al Consejo de la Magistratura provincial… hablamos por radio con Senadores, Diputados, referentes de la oposición de todo tipo, profesionales independientes. Todos nos dijeron que no solo no era necesaria una reforma del Consejo, sino que la reforma que se buscaba solo pretendía aumentar la posibilidad de la política de manejar a la justicia.

Todos lo tenían clarísimo. Sin embargo, la semana pasada, la modificación de la estructura del Consejo de la Magistratura entrerriano se completó sin que la oposición pudiera hacer nada. Se llevaron puesto al Consejo de la Magistratura nomás también… esta vez al menos la oposición votó en contra…

Por eso hoy quiero felicitar a Gustavo Bordet. Su gestión se ha llevado puesta a la justicia entrerriana como un tren. No caben dudas de su habilidad, pero tampoco caben dudas de que ha tenido usted una oposición bastante “ausente”.  Juristas, parlamentarios, políticos, y profesionales, se rasgan las vestiduras y claman indignados.

Habría mucho más que contar, más para indignarse, pero con esto basta para dejar establecido que han hecho lo que han querido con la Justicia entrerriana. No compro los espejitos de colores de la condena a Urribarri, les quedó casi cómoda, en el peor de los casos ha sido una ofrenda al sistema y la principal responsable ha sido destituida de su cargo.

Es que a veces la culpa no es del chancho, sino del que le da de comer.