Segun el SENASA la provincia transita un estado de ‘tranquilidad alerta’ debido a la plaga de langostas

050717-Langostas-Chaco-Senasa-696x435El coordinador del Programa Nacional de Acridios del Senasa, Mario de Gracia, dijo que Entre Ríos aún se encuentra libre de la plaga de langostas sudamericanas que está afectando a provincias como la de Santa Fe, Chaco, Santiago del Estero y Formosa.

“Nos estamos manejando con concientización y denuncias de parte de los productores, porque son un brazo muy importante en cuanto al monitoreo en cada zona, pero no tuvimos denuncias de Entre Ríos, ya que lo máximo que se ha movido la plaga es para el lado este de Santa Fe y podemos asegurar que no hay grandes cantidades de presencia de langostas. Las hay de manera aislada en la provincia, pero es probable que pueda llegar a suceder algo, aunque no en lo inmediato, porque estamos alertas y trabajando con gente del Senasa de Entre Ríos”, manifestó De Gracia.

En este sentido resaltó que la situación es incierta porque depende de varios factores, sobre todo climáticos y de cómo se lleven adelante los controles y los seguimientos. “Hay un estado de tranquilidad alerta”, apuntó.

De Gracia añadió que la invasión de langosta sudamericana no es casual,  ya que se encuentra siempre en el país y en otros países de Sudamérica, aunque en poblaciones que no constituyen daños. “Sin embargo, bajo ciertas condiciones, climáticas y otras que no conocemos en profundidad, por ejemplo, se producen estas explosiones demográficas que llevan a que haya una invasión en determinadas superficies”, aseveró.

El especialista que ya en 2015 hubo un problema similar pero el Senasa y las autoridades sanitarias lograron controlarla. “A principios de este año esa explosión apareció nuevamente en Bolivia y en Paraguay, en una magnitud que no se veía desde hacía 50 años, y suponíamos que iba a suceder lo mismo en Argentina ingresando por el norte. El fenómeno finalmente sucedió bajando por Formosa y Chaco favorecido por condiciones climáticas de viento norte y calor, donde la plaga es muy movediza cuando está en el estadio en que tiene alas y se traslada grandes distancias”, detalló De Gracia.

Según agregó, de este modo la langosta se fue moviendo hasta llegar a la frontera de Chaco con Santa Fe y a Santiago del Estero: “Senasa se ocupa de combatir la plaga, porque es muy difícil para el productor, aunque no está exento de colaborar y hacer lo que esté a su alcance”, aclaró.

“Una vez localizada la plaga, difiere mucho la forma de contralarla según el estadio en el que se encuentre. En este momento está en una fase adulta, voladora, por lo cual se la sigue durante el día, localizamos dónde se posa durante la noche  y a la mañana siguiente se hacen controles aéreos, antes de que la plaga vuelva a tomar calor y tome vuelo”, continuó.

Por último, De Gracia informó a esta Agencia que los productores entrerrianos pueden denunciar la presencia de la plaga al 0800-999-2386, un número exclusivo para el problema, o al mail acridios@senasa.gob.ar.