Testigo del accidente de Paula Espejo ratifico la demora de las ambulancias

El uruguayo que presenció la muerte de Paula Espejo en la Autovía 14 ratificó las demoras en el servicio de emergencia. Esa versión había sido desmentida por la concesionaria ante los concejales de Concordia.

 

La empresa Caminos del Río Uruguay que tiene a su cargo la concesión de la Autovía Gral. Gervasio Artigas (ex Ruta 14) desmintió, ante los concejales de Concordia, las supuestas demoras en el servicio de emergencias para asistir a un accidente fatal en el que perdió la vida, Paula Espejo Cozzi. Para la empresa, la ambulancia llegó a los 20 minutos y se actuó en función de los protocolos de emergencias.

Pero un testigo del siniestro, José Luís Paroli, contradijo la versión del vocero de Caminos del Río Uruguay al asegurar que él mismo corroboró que la joven concordiense aún respiraba tras el accidente, y que la ambulancia no llegó hasta pasadas las 18 de ese lunes 2 (él y otras 20 personas estaban en el lugar desde las 17 de ese día trágico).

José Luís Paroli, su esposa e hijo, los tres viajaban desde Uruguay hacia Gualeguaychú el día del fatal accidente; ante Diario Junio adelantó que estaba dispuesto a viajar a Concordia si los concejales lo citaban para reafirmar sus declaraciones junto a su esposa. El uruguayo comentó que la familia de la víctima (Espejo) lo había llamado y que él les reiteró su disposición a salir de testigo.

Sobre esa tarde trágica, Paroli recordó que mientras estaban sobre el kilómetro 81 de la Autovía ex ruta 14, se acercó un paramédico que estuvo sentado al lado de Paula y le tomaba las pulsaciones mirando el reloj y concluyó sobre la gravedad de su estado. “Recuerdo que eran las 17.55”, remató. Mencionó también a un joven matrimonio de Federación que fue el que se dispuso a entregarle las pertenencias a la familia de Paula, entre esas cosas, el perrito.

Apenas conocidos los dichos de Mariano Bradanini (vocero de la concesionaria de la Autovía) a los concejales, Paroli ratificó sus dichos y pidió a los concejales que lo citen de modo de mostrar su celular y el horario de las llamadas. Asimismo, su esposa, Marisa Liliana Vandenbosch, dijo que ella está dispuesta a afirmar y firmar lo antes mencionado.

Por otra parte, la familia de Paula ya nombró abogados y desde la semana pasada comenzó a recolectar pruebas.