Un testigo «reconoceria de inmediato» a los asesinos de Jonathan

Falleció JonathanEl subjefe de la Jefatura Departamental de Policía, José Querencio, indicó que la División Investigaciones encontró un testigo clave que observó la secuencia del asalto y el posterior disparo que ocasionó, horas más tarde, la muerte de Jonathan Burgos, un joven de 24 años. 

«El testigo venía caminando por calle Lieberman en dirección a La Pampa cuando observa a dos menores se desplazaban en una sola bicicleta. Pensó que lo iban a asaltar a él, pero los de la bicicleta decidieron acercarse hasta una persona vestida con ropa de grafa que esperaba el colectivo. Uno se coloca atrás y otro adelante y ocasionan el intento de asalto. Hay una resistencia por parte de la víctima y le efectúan el disparo», mencionó. «Luego se dan a la fuga en distintas direcciones», añadió el subjefe.

«El testigo da una versión firme del hecho. Incluso dejó aclarado en sus dichos que, en caso de volver a ver a los autores, podría reconocerlos de inmediato» aseguró Querencio, dejando en claro la importancia que tiene el testigo para la fiscalía. El declarante hizo una descripción detallada de la vestimenta de los asaltantes, de la bicicleta en que se trasladaban y hasta mencionó que el de 17 manejaba y el de 14 iba montado sobre el cuadro.

Pero, hasta el momento, la Policía no pudo localizar la bicicleta playera utilizada en el hecho. «Se hicieron varios allanamientos pero hasta el momento no hemos encontrado la bicicleta», dijo. No obstante, secuestraron prendas de vestir con características similares a las que vestían los menores al momento de cometerse el hecho. «Van a ser reconocidas por los testigos cuando lo crea conveniente la fiscalía», dijo.

De la misma forma, consignó que se le hicieron pruebas de dermotest para saber si tenían restos de pólvora en las manos, pero los resultados fueron enviados a la Justicia. Además, de acuerdo a los primeros testigos, el rodado tenía un color determinado pero eso varió de acuerdo al último manifestante.

Asimismo, Querencio señaló que el consultado no tiene ninguna relación familiar o de amistad con la víctima. El testigo «era una persona que estaba haciendo trámites personales, por eso andaba en esa zona. Se dirigía a una dependencia del Copnaf que se encuentra en Paula Albarracín y Lieberman. Fue un cruce casual por la zona, justo al momento de ocurrir el hecho», indicó.

Por otra parte, Querencio indicó que el fiscal Darío Mautone le dictó prisión preventiva al menor de 17 años, apodado «Tuerto», por 90 días, debido a las pruebas recolectadas. Mientras que el otro menor imputado, «Tiki» de 14 años, fue enviado a un centro cerrado de la ciudad de Paraná bajo tratamiento por adicciones.