Una familia salvo su vida tras ser embestida por un camion

Un hombre, tres mujeres y un menor fueron víctimas el lunes por la tarde de un brutal accidente. Se dirigían hacia Uruguay, pero el conductor le erró a la colectora y los embistió un camión con acoplado. Los cinco fueron trasladados al Hospital Centenario, donde se encuentran en observación.

auto camion

El siniestro ocurrió alrededor de las 15, en la intersección de la ruta Internacional 136 y la Provincial 42. El automóvil, un Fiat Siena con dominio uruguayo, salía por Pueblo Belgrano rumbo a la frontera, pero al llegar al cruce no tomó por la colectora que une ambas rutas, sino que continuó hasta la 136, sin advertir el paso de un camión Mercedes Benz 1634 con acoplado que se dirigía rumbo a Fray Bentos.

El violento impacto fue sobre la parte delantera del Siena. Literalmente, según testigos, lo pasó por arriba, lo arrastró unos metros hasta que lo despidió hacia el terreno entre la ruta 136 y la colectora

Casualmente, un grupo de ciclistas que transitaba por la zona observó todo el accidente, pero la fortuna mayor fue que uno de ellos es el supervisor de la Guardia del Hospital Centenario, que junto a sus compañeros fueron los primeros en socorrer a las víctimas.

En el Fiat Siena viajaban cinco personas. Un matrimonio de 54 y 56 años, domiciliados en Nueva Palmira (Colonia) la prima del conductor de 30, su hijo de 8 y la abuela de 69 años. Según las primeras informaciones, habrían sido tres las personas que salieron despedidas del vehículo, aunque lo único confirmado por los ciclistas fue que la mujer de 69 años salió por la luneta.

Los Bomberos Voluntarios de Pueblo Belgrano fueron de los primeros en llegar, pero por los pocos recursos que cuentan, solo pudieron brindar asistencia psicológica a las víctimas hasta la llegada de sus colegas de Gualeguaychú, que debieron cortar con tijeras neumáticas las partes del auto para liberar al conductor que se encontraba atrapado.

Los cinco pasajeros fueron trasladados al Hospital Centenario. El conductor de 54 años ingresó con politraumatismos y quedó en observación en Sala 4, su mujer y acompañante en el rodado, también sufrió politraumatismos varios y quedó en observación en la Sala 2. La mujer de 30 años, prima hermana del conductor, sufrió politraumatismos y quedó en Sala 2 y su hijo de 8 años quedó internado en la sala de Pediatría por politraumatismos.

La que llevó la peor parte fue la abuela del menor, que salió despedida por la luneta y quedó tendida sobre el pasto a unos cinco metros del Fiat Siena. Ella sufrió traumatismo de tórax y un traumatismo craneoencefálico, con pérdida de conocimiento. Quedó internada en Terapia Intensiva y hasta ayer por la noche se la evaluaba desde el punto de vista neuroquirúrgico.