Variante Ómicron: nuevo estudio revela que aumentaría la inmunidad contra Delta y que podría desplazarla

Una investigación realizada en Sudáfrica concluyó que dos semanas después de tener síntomas, la inmunidad aumentó 14 veces, y la neutralización de la variante Delta del coronavirus subió 4,4 veces.

Omicron podría desplazar a la variante Delta

Fuente: El Cronista

Mientras la variante Ómicron sigue provocando récord de casos en Europa y también en la Argentina, un estudio publicado por científicos sudafricanos -país donde fue identificada por primera vez- concluyó que la infección con esa cepa puede fortalecer la inmunidad contra su predecesora, la variante Delta, disminuyendo el riesgo de una enfermedad grave.

La investigación realizada en Sudáfrica, que abarcó sólo a un pequeño grupo de personas y aún no ha sido revisado por pares, descubrió que las personas infectadas con Ómicron, especialmente las vacunadas, desarrollaron una mayor inmunidad contra la variante Delta. 

Si bien se ha demostrado que Ómicron es altamente transmisible y puede evadir algunos anticuerpos, después de dos semanas de tener síntomas, la inmunidad aumentó 14 veces, mientras que la neutralización de la variante Delta se multiplicó por 4,4.

«Si tenemos suerte, Ómicron es menos patógena, y esta inmunidad ayudará a expulsar a Delta», dijo Alex Sigal, del Instituto de Investigaciones Sanitarias y coautor del estudio.

Ómicron expulsará a Delta

Los últimos hallazgos sugieren que la probabilidad de que alguien infectado con Ómicron vuelva a contagiarse con la variante Delta es limitada, lo que reduciría la presencia de esta última variante.

En este sentido, los autores señalan que los resultados del estudio son «consistentes con que Ómicron desplaza a la variante Delta, ya que puede provocar una inmunidad que neutraliza a Delta haciendo que la reinfección con Delta sea menos probable».

Los últimos hallazgos sugieren que la probabilidad de que alguien infectado con Ómicron vuelva a contagiarse con la variante Delta es limitada.

Según un estudio sudafricano anterior, existe un menor riesgo de hospitalización y de enfermedad grave en las personas infectadas por Ómicron en comparación con la variante Delta, aunque los autores afirman que parte de ello se debe probablemente a la elevada inmunidad de la población.